Freidoras Industriales para restaurantes: tipos y características esenciales

¿Estás pensado en equipar la cocina de tu negocio con una freidora industrial? Si estás perdido, en AJ-Kitchen puedes encontrar freidoras industriales de gas, eléctricas, de alto rendimiento y a presión.

freidoras industriales

Hoy te vamos a explicar los tipos de freidoras industriales que hay, para que selecciones la que más se adapte a tus necesidades.

Tipos de freidoras industriales

Freidoras industriales de gas

Dentro de las freidoras industriales de gas, hay dos tipos: de sobremesa y de pie.

Las freidoras de sobremesa se colocan encima de mesas inoxidables y ocupan poco espacio.

Las freidoras de pie necesitarán un lugar exclusivo en tu cocina, por lo que tendrá que tener gran amplitud, ya que son de gran tamaño.

Las ventajas de estas freidoras es que el gas es más barato que la electricidad y las temperaturas son más altas, pero pierde calor rápido.

Freidoras industriales eléctricas

Este tipo de freidoras industriales ayuda a mantener la temperatura y tiene una rápida recuperación de la misma. Se puede colocar en cualquier zona de la cocina, ya que no es necesario una toma de gas para que funcione.

Si se necesita tener la freidora encendida durante mucho tiempo, las industriales son las mejores en este aspecto, ya que mantiene mejor la temperatura, lo que resulta más barato que la freidora de gas.

Freidoras industriales de alto rendimiento

Estas freidoras son las mejores y más recomendadas para restaurantes y/o empresas de catering cuando las cantidades de comida para freír son grandes. Cuentan con una gran potencia a la hora de freír.

Freidoras industriales a presión

Poseen un funcionamiento similar a las ollas de presión ofreciendo una cocción y fritura más rápida. Una de las ventajas es que el consumo de energía es bajo y tiene la capacidad de atrapar las pequeñísimas gotas de aceite con el vapor, por lo que los alimentos tienen menos cantidad de grasas. Eso se traduce en más sabor y menos grasas.

¿Cómo elegir una freidora industrial profesional?

Si tenemos en cuenta una seria de características a la hora de comprar una freidora industrial podemos reducir de forma enorme los gastos de nuestro negocio. Debemos tener en cuenta:

Gestión del aceite

El aceite es uno de los mayores costes que tiene cualquier negocio de hostelería que se dedique a la venta de productos fritos. Por tanto, reducir el consumo de aceite es uno de los primeros objetivos para reducir los costos.

Buscar una freidora industrial que este a la vanguardia de la gestión del aceite de fritura es fundamental para ello.

Filtración integrada

Una freidora que cuente con un sistema de filtración integrada nos permite, sin tener que tocar el aceite o los recipientes calientes, mantener el aceite limpio en todo momento. Además, la vida del aceite se cuadruplicará en comparación con lo que sucede si se utiliza una freidora sin filtración integrada.

Modo de espera (Modo de inactividad):

Esta característica permite no tener que mantener la freidora a temperatura todo el día, bajará la temperatura, para no estropear el aceite, y volverá a estar lista y operativa en unos momentos; y un cliente inesperado no tendrá que esperar más tiempo para conseguir el plato pedido.

Calentamiento suave (modo de fusión):

El momento en que el aceite sufre más es cuando encendemos la freidora y el aceite frío pasa de la temperatura ambiente a 120°; gracias al suave calentamiento las freidoras profesionales trabajarán a potencia reducida para preservar la vida del aceite.

Levantamiento automático:

Hay que tener en cuenta que cocinar en una freidora profesional es muy rápido. Sólo se necesita un momento de distracción o diálogo con un cliente para quemar el producto. ¡El levantamiento automático de las cestas resuelve este problema!

Objetivos de comprar una freidora industrial

Los 3 objetivos principales de una freidora industrial deben ser:

  1. Aumentar la calidad, la productividad y, por ende, las ventas
  2. Reducir los costes
  3. Aumentar la eficiencia de trabajo

1. Aumentar la calidad, la productividad y las ventas

Este es el objetivo más importante de las freidoras industriales profesionales. Productos cocinados a la perfección, no engrasados. Cocinar rápidamente, en cantidades masivas y mantener los productos en las condiciones adecuadas de servicio. Que el cliente que pruebe tu producto esté satisfecho debe ser el principal objetivo.

2. Reducir los costes

Es evidente que uno de los objetivos de una freidora industrial si queremos ahorrar costes es que haga una buena gestión del aceite. ¿Cómo se consigue esto?

Para alargar la vida del aceite debemos contar con opción de filtrado integrado, modo de espera y modo de fusión, de esta forma evitamos que el aceite se queme más rápido, se ensucie o sufra con los intercambios bruscos de temperatura alargando su vida útil.

3. Aumentar la eficiencia del trabajo

En una actividad comercial de venta o suministro de alimentos al público, el costo de la mano de obra representa una parte importante de los recursos empleados. ¿Cuánto puede valer un sistema que ahorre cientos de horas de trabajo al año?

Para que una freidora industrial cumpla con este objetivo debe tener una serie de características como son:

  • Elevación automática de la cesta: Con el levantamiento automático, cuando el producto está listo, la cesta sale de la freidora por sí misma permitiendo que el trabajador pueda realizar otras tareas al mismo tiempo.
  • Filtración integrada: Filtrar el aceite de cocina es una operación larga, sucia y a veces incluso peligrosa por lo que es esencial que la freidora cuente con estas características. Ahorrarás muchas horas de trabajo y el aceite estará limpio.
  • Programable: si cuenta con funciones de programación podremos conseguir la fritura perfecta con solo darle a un botón. Simplemente tendremos que guardar el tipo de fritura y para que determinado producto en la “memoria” de la máquina.

También te puede interesar: “¿Qué Fregadero para Hostelería Elegir?” o “Lamina la masa con las Laminadoras de Pizza