Elegir un Color para Tu Restaurante

No es solo el sabor el que identifica un restaurante o negocio de la industria alimentaria. Tanto la decoración como el color para tu restaurante ocupan un papel fundamental. Hay que tener en cuenta el color, el logotipo, el tono de las mesas y muebles o el de la carta.

color para tu restaurante

ELECCIÓN DEL COLOR PARA TU RESTAURANTE

Encontrar color a todos conceptos que engloban un restaurante despierta sensaciones con los que queremos que los clientes se identifiquen y que les transmitan.

No es suficiente con tener un plato de comida con un aspecto delicioso para que se estimule aun persona, la imagen de la comida aumenta la concentración sanguínea de una hormona que es responsable del apetito. Pero también hay que prestar atención al color del logo ya que este despierta sensaciones a través de la percepción visual que va a incidir en emoción y el comportamiento humano.

A continuación, vamos a identificar y explicar cada uno de los colores para que tu puedas elegir el que mejor creas que se adapte para tu negocio de hostelería.

Rojo

Este color está asociado con la estimulación excitación, como la pasión y la energía. Mejora el apetito y activa a las neuronas y los impulsos nerviosos.

Cuando pensamos en comida, el color rojo suele asociarse a carne tierna y jugosa o incluso un caramelo dulce.

Muchas marcas conocidas como es, Coca Cola, lo consideran el color de su marca.

Azul

El color azul se utiliza en muchas marcas corporativas, y para el tipo de negocios de hostelería es difícil de encajar ya que es el que menos apetito genera.

Generalmente, se asocia con empresas tecnológicas. Pero si lo mezclamos con paredes blancas y una decoración mediterránea, puede asociarlo a comida saludable mediterránea.

Esta técnica la suele utilizar los restaurantes de mariscos, reflejan le visión del agua y el aire fresco.

Naranja

El naranja es un color especial que desprende energía, optimismo y diversión, pero debe usarse con cuidado ya que puede reflejar poca profesionalidad.

Cuando piensas en el color y comida, lo primero que nos viene a la manta son las naranjas o las mandarinas. Es comida apetitosa, estimulante y sabrosa. Puede fomentar la vitalidad y la alegría con los clientes. Y eso ayuda a que consuman más a la hora de comer y beber.

Puede utilizarse el naranja junto a otros colores para rebajarlo un poco para no agobiar y que transmita buenas sensaciones.

Amarillo

Este color transmite felicidad, alegría y juventud. Como es un color potente habrá que llevar cuidado igual que con el color naranja, usándolo con delicadeza.

Los restaurantes de comida rápida suelen ser los que más utilizan este tipo de color.

Verde

El verde representa relajación, el equilibrio, armonía, naturaleza y creatividad.

Generalmente el color verde en la comida se relaciona con lo sano, vegetariano, fresco… Así que, si quieres que tu cliente relacione tu comida o restaurante con lo sano y fresco, el verde es tu color.

Marrón

El color marrón está conectado a la tierra, seguridad y comodidad. Generalmente se relaciona con el café o el chocolate, productos integrales…

Este tipo de color puede ayudarte a crear una atmósfera de relajación y seguridad.

Blanco, gris y negro

El blanco de sensación de pureza, inocencia y esperanza. El negro se relaciona con lo clásico y lo sofisticado. Mientras que el gris transmite madurez y fiabilidad, aunque abusando de él puede transmitir depresión y falta de emoción.

Ahora que conoces la cantidad de color para tu restaurante que hay y sus funciones, nosotros te aconsejamos que lo uses con su gran variedad y alternes algunos para no agobiar al cliente.

Por ejemplo, el negro y el naranja transmiten lujo y clase o naranja y blanco asociado a un restaurante fresco y vital.

También te puede interesar: “Equipamiento básico para un restaurante” y “Mantenedores de calor para cocina