Limpieza y Mantenimiento de Vitrinas Expositoras

Si tienes un bar, un restaurante o un negocio de hostelería es indispensable que el mobiliario que tengas este limpio. En este post os traemos el proceso de limpieza y mantenimiento de vitrinas expositoras donde presentas tus platos o tapas para evitar la suciedad y la contaminación.

limpieza y mantenimiento de vitrinas expositoras

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE LA LIMPIEZA DE LAS VITRINAS?

Primero porque es una obligación legal. La normativa que regula el sector de la restauración y hostelería obliga a los titulares de los negocios a proteger los alimentos que puedan entrar en contacto con el público. Asimismo aquellos alimentos que estén ya cocinados (horno, fritos, cocidos…) deben conservarse en un lugar el cual mantenga la temperatura.

Segundo porque como explicamos en un post anterior, las vitrinas expositoras son un elemento de marketing visual para tus clientes. Una buena apariencia de los platos o tapas atrae al cliente más que si le da sensación de estar poco cuidados y pueden pensar que están contaminados.

Y por último y no menos importante, por obligación y devoción. No solo hacia tu cliente sino también para tus empleados y la reputación de tu negocio.

PASOS PARA UN CORRECTO MANTENIMIENTO

A continuación te vamos a explicar algunos trucos para limpiar más fácilmente.

¿Qué productos utilizar?

Desde AJ-Kitchen sugerimos a nuestros clientes que usen los productos recomendados por los fabricantes. Están hechos específicamente para sus productos y son los que mejores resultados van a dar tanto estéticos como la durabilidad del mobiliario y sus superficies. Aunque también somos conscientes de que lo más económico es usar los productos comunes de los que disponemos en la cocina.

Frecuencia de limpieza

Generalmente se debe realizar una limpieza a diario. Esta comprenderá la higienización general de la vitrina. Luego semanalmente una limpieza en profundidad de los filtros, cristales, desagües…

Es importante tener en cuenta también el tipo de vitrina con el que trabajamos ya que no es lo mismo la vitrina refrigerada que la caliente.

Pasos

Primero deberemos extraer el agua de los desagües, el hielo y platos que tengamos expuestos en la vitrina.

El paso siguiente es coger un paño con agua y mezclarlo con un poco de jabón. Con esto fregaremos todo el interior.  Lleva cuidado con el jabón ya que lo que queremos es fregar la vitrina y dejarla limpia. Como hemos comentado antes, si no quieres utilizar el jabón específico del fabricante con jabón normal de la cocina será suficiente.

En el caso de que no quieras utilizar jabón hay otras formas. Por ejemplo mezclando bicarbonato con limón. Y sirve tanto para el interior como el exterior de la vitrina.

Una vez finalizado este paso, solo queda pasar con un paño limpio y seco la zona interior y exterior para quitar los restos y no queden marcas.

Ten en cuenta cada detalle para que no queden restos de dedos grasientos, comida pegada…para que los clientes tengan una buena impresión.

La limpieza y mantenimiento de vitrinas expositoras en fundamental en tu negocio. Una mala imagen puede transmitirle poca seriedad e higiene al cliente. Preocúpate por cada detalle.