¿Qué Vitrina Expositora Elegir para mi Negocio?

Lo primero de todo que tienes que tener en cuenta es que dependiendo de lo que necesites exponer necesitarás una vitrina u otra.

Por otro lado la elección de una vitrina no es solo por su funcionalidad. Si no también para una buena estrategia de marketing visual con tu negocio.

Ahora que tenemos claro esto, debemos centrarnos en que una buena iluminación, limpieza de la vitrina y presentación de los platos, impulsará tus pedidos.

¿Qué Vitrina Expositora Elegir para mi Negocio?

VITRINAS PARA CADA PRODUCTO

Pan y Bollería: las vitrinas más recomendables son las expositoras neutras. Para conservarse los alimentos no necesitan ni frío ni calor.

Tapas y Pinchos: normalmente se suelen colocar encima de la barra y las vitrinas. Pero para que no se resequen ni pierdan sus cualidades la vitrina expositora neutra está bien.

Tapas y Platos Calientes: como su nombre indica, siempre habrá que utilizar vitrinas calientes. Suelen tener un regulador de temperatura y suele oscilar entre los 30ºC y 90ºC.

Tapas y Platos fríos: como sucede con el anterior, su nombre ya nos indica que las mejores vitrinas serán las refrigeradas. La temperatura aproximada suele estar entre los 2ºC y 6ºC.

Charcutería y Embutidos: es necesario evitar que reciban un exceso de humedad porque provocaría hongos. Por ello hay que escoger una vitrina la cual tenga una buena ventilación. La temperatura entre la que se mantiene son 4ºC y 8ºC.

Quesos y Lácteos: es recomendable que este tipo de alimentos vayan tapados con papel film para evitar que se seque. El tipo de vitrina a emplear sería la vitrina refrigerada ventilada. Oscila entre los 4ºC y 6ºC.

Carnes: la vitrina más utilizada son las estáticas. Conservan las carnes entre los 0ºC y los 5ºC. Esta temperatura evita que se reseque.

Pescado fresco: en vez de vitrinas se usan mostradores a los cuales se les añade una capa de hielo en escama.

Pescado Congelado: pueden utilizarse vitrinas refrigeradas con puerta de cristal y ventiladas, con tecnología “no frost”. Así se mantendrá la temperatura entre los -16ºC y los -18ºC.

Helados: para conservarlos lo mejor posible y que no se derritan se usan vitrinas de refrigeración con doble sistema de ventilación para mantener una temperatura de -16ºC.

Congelados generales: lo más recomendable es la utilización de vitrinas refrigeradas con ventilación para conservar la temperatura a -18ºC.

Si no estas seguro de que vitrina sería la más adecuada para adaptarse a tu negocio, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.