7 colores para pintar un restaurante

¿Estás pensando en montar un restaurante o renovar el tuyo? Además de ofrecer un buen producto acompañado de un excelente servicio, es muy importante destacar frente a la competencia y llamar la atención de los clientes. Para ello, el ambiente generado en el local es una parte esencial; en este sentido, la decoración del local (colores para pintar un restaurante, plantas, mobiliario y otros elementos decorativos) es fundamental.

A la hora de elegir la decoración para tu restaurante, es importante tener claro el concepto que quieres que trasmita tu negocio; de ello dependerá la decoración y el color (o colores) seleccionados para la nueva imagen. Desde AJ Kitchen hemos hecho una selección de los colores más recomendables para decorar tu negocio.

colores para pintar un restaurante

¿Qué tener en cuenta al elegir colores para pintar un restaurante?

Tamaño

Los colores y el uso que les damos pueden ayudarnos a hacer que un espacio parezca más grande o más pequeño de lo que es en realidad.

Los colores fríos en tonos claros o con poca saturación, son los más recomendables si lo que queremos es que la estancia parezca más grande. Algunos ejemplos de estas tonalidades son: el verde aguamarina, blanco, malva o azul grisáceo.

Tipo de local

Con esto nos referimos al tipo de cocina que se va a servir, cuál es el concepto que se quiere trasmitir, cuál es el público objetivo, etc. Todo ello deberá ir en consonancia con el mobiliario y la distribución del local.

Iluminación

Se debe de tener en cuenta la cantidad de luz natural que recibe el espacio. Si recibe poca iluminación natural, lo recomendable será el uso de tonos claros y cálidos (amarillo o blanco). En el caso de que el local disponga de un exceso de luz, lo recomendable serán tonos fríos (verde o azul).

¿Qué pintar?

No solo se pueden pintar las paredes a la hora de decorar. Debemos abrir la mente y valorar que existen múltiples opciones y combinaciones; se pueden pintar otros elementos como puertas, marcos de ventanas o techos.

Los colores más recomendables para pintar un restaurante

Blanco

Este color aporta luminosidad, frescura y pureza; es perfecto para aportar mayor sensación de amplitud a los espacios. Es versátil y atemporal, además de tener gran adaptabilidad a distintos estilos de decoración debido a la facilidad de combinación con otros posibles colores.

Rojo

Es un color comúnmente asociado a la pasión. En hostelería, habitualmente se usa en locales de comida rápida, pero dependiendo el uso que le demos puede funcionar para múltiples estilos decorativos. Además, existen estudios psicológicos que determinan que este color, ayuda a aumentar el apetito y nos aporta vitalidad. Al tratarse de un color tan llamativo, la recomendación es utilizarlo en espacios amplios en combinación de tonos poco intensos como el blanco.

Amarillo

Es un color que trasmite felicidad, vitalidad y energía. Al tratarse de un tono tan intenso, es recomendable rebajarlo con colores más neutros para no sobrecargar el ambiente. Este color se suele utilizar en ambientes enfocados a familias con niños.

Verde

Este color ha estado siempre vinculado a la tranquilidad, la calma, la naturaleza y la esperanza. En hostelería se suele relacionar con la comida saludable; tanto es así que grandes cadenas como McDonald’s llegaron a cambiar su color corporativo (rojo) por este otro solo para mejorar su imagen de marca y alejar el concepto “comida basura” de su marca.

Azul

Este color, en hostelería, está directamente asociado al mundo marítimo. Por lo tanto, no recomendamos su uso si tu restaurante no está enfocado al marisco y pescado. Otros negocios que también usan este color son los de comida griega y los negocios de inspiración industrial.

Naranja

Es un color que trasmite mucha vitalidad, optimismo y energía. En hostelería, recomendamos que su uso sea comedido, ya que se trata de un color muy intenso que puede resultar pesado a la vista si no se usa con moderación. Nuestra recomendación es usarlo en pequeños detalles de decoración como sillas, taburetes, lámparas o accesorios decorativos, acompañado de tonos neutros (blanco, beige, madera…)

Gris

Es un color muy neutro que puede llegar a resultar aburrido y generar una atmósfera apagada. Es ideal para paredes cuando queremos que el foco de atención este en otro elemento decorativo como las sillas. En hostelería se utiliza para ambientes de estilo industrial.

Si estás buscando hacer una reforma integral de tu restaurante, en AJ Kitchen podemos asesorarte, contáctanos llamando al  645 486 399 o vía e-mail escribiendo a proyectos@aj-kitchen.es .